La imagen lo dice todo. Brad Pitt caminó relajado por la alfombra roja de los Globos de Oro, dejándole todo el trabajo a su pareja Angelina Jolie y en compensación, al parecer, le lanzó una caricia bastante descarada.
Jolie, quien que lució un largo vestido color esmeralda, sintió cómo su esposo le ponía la mano sobre el trasero al momento de acompañarla al ingreso del hotel Hilton de Beverly Hills, donde se realizaría la ceremonia.
Pitt había llegado bastante relajado, con el cabello peinado hacia atrás y luciendo lentes de sol, conversando con amigos mientras Jolie conversaba con la prensa debido a su nominación como mejor actriz de comedia o musical.

Fuente:El Comercio