El cantante puertorriqueño, quien hace poco salió del armario y que tiene dos hijos, los gemelos Matteo y Valentino, ha confesado lo que tiene que tener un hombre para enamorarle. Ricky Martin ha dado un paso más en su vida y admite que, desde que es padre, tiene muchas más exigencias a la hora de buscar el amor.

A Ricky Martin le gustan los hombres que confían en sí mismos sin ser arrogantes, que estén abiertos a nuevas experiencias, que sean elegantes y finos y, sobre todo, ingeniosos y divertidos. “Me encantan los hombres finos. Adoro a los que son fuertes de mente. Simplemente que sean seguros”, explicó el cantante. “Con todo lo que he pasado hasta llegar a donde estoy hoy, el chico que me guste tiene que por lo menos ser seguro”, añadió.

Ricky necesita a alguien a su lado que sea “muy seguro de sí mismo sin llegar a ser arrogante, fino, elegante, ingenioso, divertido y que tenga una carrera. Alguien que tenga la mente abierta. Eso es lo que yo quiero. Aventurero es la palabra”.

Desde que se convirtiera en padre, Martin insiste en que se ha vuelto más estricto a la hora de ligar porque es consciente del impacto que cualquiera de sus relaciones puede tener en sus hijos. “Solía enamorarme muy deprisa. Cuando eres joven, no te importa correr riesgos y no te asusta nada”, dijo. “Ahora, mis prioridades son diferentes. Tengo dos hijos y ellos son lo más importante en mi vida. Vale, tengo una relación y sé lo afortunado que soy”, terminó diciendo el puertorriqueño.