Hay algo que no soporta Lady Gaga y es la Navidad. La cantante reconoció que esas fechas no son importantes para ella y ni ocupan un lugar en su agenda.

Y la intérprete de “Bad Romance” lo dejó claro cuando destrozó un muñeco de Santa Claus durante un concierto en Londres, el objeto fue un regalo que un admirador le obsequió en medio de la presentación.

Gaga mordió y pisó el artículo ante la vista de sus seguidores y señaló: “odio las fiestas, estoy sola y miserable”, así lo indicó el blog de Perez Hilton.

Después otro fanático le dio un libro a la polémica cantante y esta vez sí compensó el obsequio pues leyó algunas frases de este.