La felicidad que vive Paulina Rubio al haberse convertido en madrese ha visto opacada por una demanda que ha sido interpuesta contra ella por la empresa CMG Entertainment por incumplimiento de contrato, por lo que debería pagar hasta 1 millón de dólares.

Según informa People, al parecer, la cantante no se presentó a dar un concierto en la localidad de Tunja, Colombia, el pasado mes de junio, tal como indica Carlos Gutiérrez, uno de los ejecutivos de la empresa demandante.

“Lo que queremos es lo justo. A ella ya se le pagó”, aseguró Gutiérrez, quien no arrojó una cifra exacta del monto demandado, aunque presuntamente asciende a casi 1 millón de dólares.

Según los afectados, Rubio exigió volar en un avión privado de Medellín a Tunja, en un vuelo por el cual la empresa pagó 20 mil dólares. Aunque el avión fue desviado a Bogotá por restricciones de vuelo.

Después de eso, la cantante mexicana de 39 años se negó rotundamente a viajar por carro, pues según su siquiatra la reacción de la intérprete de “Ni rosas, ni juguetes” se debió a la depresión clínica que padece, a lo que hay que sumarle que si no viaja acompañada de su perrita Lima Valentina; “ella es un lío”.

Estos motivos resultaron insuficientes para la empresa promotora que ahora espera ser compensada por los daños que les produjo la cancelación del concierto.