La heredera Paris Hilton sigue dando de que hablar. Esta vez salió de compras por Beverly Hills junto a su madre, su hermana y su amiga Brooke Mueller, pero sin llevar puesta su ropa interior.

 Paris se aprestaba a guardar los objetos que había comprado en su coche, cuando un escurridizo conejo de peluche cayó al suelo. Al tratar de recogerlo, Paris Hilton dejó ver su más grande secreto.

Los ‘leggins’ negros la traicionaron y se pudo ver que no llevaba ropa interior. La prenda que llevaba Paris Hilton era tan fina y transparente que no dejaron nada a la imaginación.