Lindsay Lohan está “feliz y relajada” en el Betty Ford Center, en el que ingresó a finales del pasado mes de septiembre. A juicio dela madre de la chiza mala de Hollywood, “el Betty Ford Center es un sitio magnífico”, dijo Dina Lohan refiriéndose a la clínica como una experiencia “que te cambia la vida”. Es la quinta vez que Lindsay ingresa en rehabilitación, pero su madre está segura de que será la última.

“No tengo una bola de cristal, pero rezo con todas mis ganas”, dijo. Aunque, al parecer, su famosa hija ya tiene nuevas ambiciones. “Quiere empezar a hacer sus propias cosas, ayudar a otros niños”, confesó Dina.

SUS PROPIOS CENTROS DE REHABILITACIÓN

Y añadió: “Es un personaje tan público que sólo podemos ser positivos y mirar hacia el futuro para ayudar a otras familias”. Así que Lindsay Lohan dedicará todo su tiempo y sus esfuerzos a crear sus propios centros de rehabilitación.

Además, está previsto que la actriz se quede en la clínica hasta el 3 de enero, pero como la última vez salió antes de tiempo, no sabemos si en esta ocasión cumplirá su tratamiento al cien por cien. “Lindsay quiere quedarse”, sentenció Dina.

Que.es