Nada de bien cayeron entre los más conservadores de Estados Unidos las fotografías que hace un par de semanas se tomaron el cantante juvenil Justin Bieber y la chica reality Kim Kardashian imitando a la película “El Graduado”.

Esto porque el film trata de un amorío entre un joven recién graduado de una universidad y una mujer mayor, cosa, que para algunos norteamericanos no es apropiado ya que Bieber recién tiene 16 años.

A tanto llegó la molestia por la sesión fotográfica, que el conductor de TV, Bill O’Reilly, dijo en su programa que “las imágenes no eran apropiadas”.

Mientras que el sitio E! indicó que la senadora republicana Margaret Hoover dijo que le parecía “asqueroso. Es un niño de 16 años teniendo una aventura con una celebridad”.

Fuente: Publimetro